Amigos imaginarios: una herramienta para la educación de los hijos

A partir de los 2 años, la fantasía cobra un valor muy importante en la vida de los niños, es por eso que las historias los apasionan y por medio de ellas, podemos ayudarlos a elaborar vivencias personales, a aprender sobre el mundo, sobre la vida, las relaciones interpersonales y a reflexionar sobre los valores, las virtudes y las prioridades que deben tener en sus vidas

El adulto puede crear amigos imaginarios, animales, personas o seres fantásticos con poderes para crear hábitos saludables y superar conflictos emocionales.

Ten en cuenta lo siguiente

  1. Identifica el aspecto que quieres promover, enseñar o ayudar a reflexionar
  2. Crea un personaje que tenga conexión con tu hijo pero que no sea evidente con el que se pueda identificar; pueden ser animales
  3. Inventa una trama que tenga la moraleja que quieres transmitir
  4. Debe haber acción, suspenso y naturalidad en la narración
  5. Puedes ir sumando personajes, por ejemplo: empiezas con Mateo un conejito muy alegre que vive en el bosque con su papá, su mamá y dos hermanos mayores que lo molestan todo el tiempo pero que también lo quieren mucho. Mateo va a la escuela y tiene un amigo llamado… Y así vas involucrando personajes que tienen algo en común con tu hijo y desarrollas la trama para enseñar lo que deseas enseñarle a tu hijo

Espero que te diviertas contando muchas historias en esta cuarentena!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *