La hora del descanso

Las familias de hoy están expuestas a un nivel de exigencia tan alto que es difícil mantener la paz y armonía en el hogar. Las jornadas de trabajo tan extensas, que hacen que los adultos de la casa lleguen agotados a enfrentar las rutinas de cierre del día, el tráfico que dificulta el traslado de un lugar a otro, los compromisos académicos cotidianos donde los colegios esperan que la familia ocupe la totalidad de su tiempo en casa haciendo tareas interminables, dispendiosas, que en ocasiones son más para los padres que para los mismos estudiantes….  Y no falta entre medio la necesidad de consultar al médico, ir a una terapia o cumplir con algún compromiso social o con la familia extensa.

Realmente al final del día hay una necesidad de toda la familia de bajar el ritmo y crear un espacio de reencuentro, que les permita bajar las revoluciones y recibir la hora de descanso nocturna con una buena disposición. 

Para eso te comparto algunos tips para niños hasta los 8 años

  • Establece una hora para finalizar las actividades académicas y laborales. Lo que no se hizo, no se hizo, la hora de ir a dormir debe ser respetada.
  • No permitas que la última actividad de los niños sea frente a una pantalla (iPad, TV, o celular)
  • Establece un espacio para hablar de lo que pasó en el día
  • Dedica un tiempo a hacer alguna actividad calmada con tus hijos, un juego de mesa, cocinar juntos, leer un libro o simplemente contar historias inventadas. Un tiempo de conectarse y fortalecer el vinculo
  • A muchos niños les puede ayudar un baño de tina con juguetes o una ducha caliente antes de dormir
  • Trata de estar en casa al menos una hora antes de la hora de dormir
  • Promueve que el momento de irse a dormir sea sereno, sin peleas ni aceleres
  • Acompaña a tu hijo a dormir de buen humor, con calma, con la casa tranquila y dile frases que fortalezcan su autoestima “te amo, eres un niño bueno, estoy orgullosa de ti, eres lo mejor que me ha pasado en la vida”
  • Promueve que tu hijo duerma solito, en su cuarto, y desarrolle el sentido de pertenencia con sus cosas y su espacio
  • Establece y mantén una rutina diaria y verás que cada vez resulta más fácil

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *