Empezar el día en paz…

Para muchas familias, la batalla empieza antes del amanecer y no es fácil tener el ánimo, la paciencia y el buen humor para realizar todas las actividades que hay que realizar para lograr salir a tiempo con los hijos. Lo cierto es que si tú, que eres el adulto no lo logras, difícilmente lo podrán lograr tus pequeños, así que es mejor que te prepares y desarrolles un protocolo de acción que te ayude y los ayude a empezar el día en paz, pues cuando el día se inicia con peleas, todo lo demás será difícil, pesado y frustrante.

Acá van algunas ideas que pueden ayudarte con niños menores de 8 años

  • Ayuda a tu hijo a preparar desde el día anterior la maleta del colegio, el uniforme, las autorizaciones, el dinero de la excursión o cualquier tarea o material extra que tenga que llevar y si es posible, también los alimentos que llevará o en su defecto una nota recordando lo que falta por empacar
  • Asegúrate de tener suficientes horas de descanso personal para tener la energía necesaria para estar de buen humor
  • Alístate tu primero, no pretendas hacer todo al mismo tiempo, mejor dormir 20 minutos menos y estar disponible para dirigir las actividades de los pequeños
  • Despierta a los niños de una manera calmada, amorosa y suave
  • Esmérate por que sea un tiempo calmado, no hagas juegos que los aceleren y distraigan de sus tareas, ayúdalos a concentrarse el lo que deben hacer
  • Si necesitas que hagan algo, que sea con tono de invitación y no de orden dada en el ejército, dale el espacio para que realice la actividad y monitorea que lo está haciendo de la manera adecuada diciendo frases de aliento del estilo de “eres un campeón, te felicito, qué bien lo estás haciendo”
  • Da gracias en voz alta, ya sea con una oración o una frase de aliento del estilo de “será un día excelente, gracias por este nuevo día, qué agradable es empezar el día en esta casa y contigo”
  • Crea un contexto para que el desayuno sea agradable, dale un par de alternativas para que pueda elegir lo que va a comer, no pretendas que todos los días quiera lo mismo, ni en las mismas cantidades, pueden haber días de menor o mayor apetito y no asumas que tu sabes lo que desea comer. Le puedes preguntar ¿quieres esta fruta o esta otra? ¿Prefieres huevo o salchica? ¿Pan o galletas? De tal manera que el desayuno sea equilibrado, nutritivo pero también le apetezca

Y… ¡todo el tiempo aliéntalos a hacer las cosas con un tono calmado, positivo, alegre y confiado!

2 thoughts on “Empezar el día en paz…”

  1. Muy bueno, gracias, aveces soy yo la q vivo cansada y a fibal de semana estoy q exploto, trabajo, esposo y 2 hijas y una hijastra grande!!

    1. Así es! No eres la única. Debemos asegurarnos de crear estrategias que nos permitan mantener la paz interior y la armonía para empezar el día de la mejor manera!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *