Sexo libre, Pansexualismo, Poliamor, derechos sexuales… vs Prevención

Cada vez que doy una conferencia, pienso en cómo me gustaría que la filmación registrara las caras, expresiones y miradas del auditorio, con las que hablan sin decir palabras. Personas que se sienten cuestionadas, interpeladas, en sus propias prácticas sexuales. Y es que estamos en un contexto social que nos hace creer que le importa el ser humano, cuando en realidad, es lo opuesto, es una sociedad que devora seres humanos.

Nadie se atreve a decir públicamente que es un promotor de violencia sexual, sin embargo, en su vida personal vive como un agresor, como un depredador, ya sea por sus actos directos o por su complicidad, ya sea por guardar silencio o pensar que cada uno haga lo que se le dé la gana, o inclusive por elegir representantes que defienden valores y principios opuestos a los que construyen verdadera humanidad, por no  conocer las agendas ocultas de los programas y propuestas que se promueven a nivel mundial. Y es que de una u otra manera, todos somos cómplices de la confusión que estamos generando en nuestros niños y jóvenes con el bombardeo e inconsistencia en la información, y por no asumir la responsabilidad de tomar cartas en el asunto.

Los niños de hoy, creen que todo se vale. Los niños ven a sus padres que suben fotos eróticas en las redes sociales, que actúan como si tuvieran 15 cuando ya tienen 45, que mandan videos sexualmente explícitos  a sus compañeros virtuales y sus hijos accidentalmente los descubren, que son infieles a sus parejas con otros que están a miles de kilómetros de distancia, a los que no les conocen su olor, no le han tocado la piel pero con quien han hecho de todo, que consumen pornografía devorando cuerpos como si estos no tuvieran alma. Recuerdo una canción del 2006 que decía: “hagamos el amor por el teléfono”, hoy, 13 años después, los medios virtuales ofrecen toda una gama de alternativas cada vez más sofisticadas para tener sexo y para hacerlo de las maneras más animales.

En paralelo a todo esto, hay una preocupación y un compromiso de los gobiernos de reducir las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados, los embarazos a temprana edad, la violencia sexual y todos los desastres que deja una sexualidad indigna e inhumana. Se supone que  los padres de familia tratan, la sociedad  y los gobiernos luchan por educar y prevenir con educación sexual formal en las casas y los colegios. ¡Qué mentira tan grande!, ¡qué incoherencia tan enorme!, la prevención de esta manera es una tarea casi imposible es como si se quisiera evitar que el Titanic se hunda, sacando el agua con una cucharita de té.

4 thoughts on “Sexo libre, Pansexualismo, Poliamor, derechos sexuales… vs Prevención”

  1. I’ve read several good stuff here. Definitely worth bookmarking
    for revisiting. I wonder how a lot effort you
    put to make this sort of wonderful informative web site.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *