Protección vs Sobreprotección

Es natural que como padres y madres queremos que nuestros hijos estén protegidos pero ¿cuál es el límite? ¿Cómo saber si me estoy excediendo?

Es natural que como padres y madres queremos que nuestros hijos estén protegidos pero ¿cuál es el límite? ¿Cómo saber si me estoy excediendo?.

Algunas veces en lugar de protegerlos les trasmitimos temores personales. Si ese es tu caso, si te genera ansiedad que tu hijo pruebe y experimente puede ser que necesites ayuda, el miedo no es buen consejero y hace sobredimensionar los peligros. Tu eres la persona que mas puedes ayudarlo a construir autoconfianza y que crezca confiado que el mundo es un lugar seguro para él.

Te doy una pequeña guía para que puedas autoevaluarte y reconocer en qué columna estás.

Protección Sobreprotección
Estar disponible por si necesita ayudaHacer por tu hijo, lo que puede hacer por si solo
Enseñarle a medir los peligros y evaluar las consecuenciasProhibirle las cosas
Estar alertaEstar atemorizado
Estimular a tu hijo para que se arriesgue sabiendo que lo puedes ayudarTransmitirle inseguridad y desconfianza de que puede ser capaz
Permitirle experimentar cosas nuevas y darle las herramientas para que lo hagaControlarlo, limitarlo
Disfrutar de sus nuevos aprendizajes, explorar, divertirse con él y reconocerle sus logrosFrases negativas de “cuidado, no lo hagas, te vas a caer, es peligroso”
Reconocer lo que puede hacer en cada etapa y favorecer su desarrolloLimitar el aprendizaje por miedo a los peligros

“Algunas veces en lugar de protegerlos les trasmitimos temores personales”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *